Els nostres videos

Loading...

TRADUCTOR / TRANSLATE

dilluns, 18 de juliol de 2011

Ramón García, operado de su antigua rotura de ligamentos.

Han pasado 5 años desde aquella tarde de Junio. En Tárrega tenía lugar un trofeo de fútbol alevín donde se enfrentaban diversos y conocidos clubes. En sus filas ya despuntaban prometedores jugadores que soñaban con emular los más conocidos cracks del deporte rey. Entre ellos se hallaba Ramón García Seuma, un ágil delantero de la Unió Esportiva Lleida que ya había tenido el privilegio de formar parte de la selección catalana de fútbol. Muchos le auguraban un gran porvenir, pero aquel día sus ilusiones se verían truncadas por una inoportuna lesión. En una jugada, un mal apoyo de su pierna izquierda propicia la rotura del ligamento cruzado interior de la rodilla. Un percance que dará un vuelco a su trayectoria deportiva. El fútbol perdía (al menos momentáneamente) un gran jugador, pero el atletismo estaba a punto de ganar un extraordinario velocista. 
Un lustro más tarde, cuando Ramón ha concluido su crecimiento,  ha llegado el momento de afrontar la operación quirúrgica que ha de subsanar la rotura. Por ello, hace dos semanas, nuestro atleta se sometió a la intervención que debe dar por finalizada esta difícil etapa. Durante todo este tiempo, y a pesar de sus evidentes limitaciones, Ramón se ha ganado un lugar entre los mejores sprinters del estado al proclamarse subcampeón de España Cadete de 100m.l. en 2010, y Juvenil de los 60m.l. de pista cubierta el 2011. Una trayectoria que no ha tenido continuidad este verano por los cambios en la fecha de su operación, que inicialmente debía tener lugar al inicio de la temporada de aire libre, pero que a la postre se ha ido posponiendo hasta el mes de Julio. Por ello, según las primera programación, después de la temporada indoor decidimos dejar de entrenar y solo los continuos retrasos nos han permitido participar en los campeonatos estivales, aunque sin la pertinente preparación.
Ahora queda por delante lo más duro, una larga recuperación que puede llegar hasta los 7 meses. Un periodo difícil para Ramón, ya que estará alejado del deporte que tantas satisfacciones le ha producido. Pero no hay prisa, lo más importante es que vuelva sin merma y en condiciones de entrenar en plenitud de facultades, como hasta ahora nunca ha podido ser. Nosotros le esperamos con los brazos abiertos.

1 comentari:

Anònim ha dit...

gracies quim, tambe te podries dedicar a escriptor!
monica